I, Pet Goat II

Captura de pantalla (34)

Louis Lefebvre (2012)

Visiones caóticas y pulcras. Apocalípticas y bellas. El clamo de un mundo sumido en una edad de hielo psíquica en el que no hay cabida para el discernimiento entre la verdad y la mentira.

Con la cabeza del chivo, como tradicionalmente se representa a Lucifer, asomando por la ventana de una barraca perteneciente a un campo de concentración, vislumbramos un retazo de lo que posteriormente se nos va a mostrar. Nada va a ser fácil ni realista en términos de narración. Más bien vamos a presenciar una epopeya surrealista a más no poder.

No es necesario—ni lógico—dar un solo significado a cada elemento, pues bien podría, esta escena, intentar ilustrar el encarcelamiento de un modo de vida más natural, de la naturaleza y el mundo antiguo o el de las masas consumistas—identificables por el código de barras grabado en la frente del animal—. Sencillamente debemos avanzar con la mente abierta y dejar que las imágenes guíen nuestro razonamiento hasta el máximo nivel posible.

Es bastante curioso—y he leído bastante acerca del tema—que nadie repare en la posibilidad de que la niña con la manzana pueda ser una representación de Eva, en una forma más moderna y liberadora. Quién aparte de cometer el pecado original, desencadena el estilo de vida que conocemos hoy. Dándonos la oportunidad de evolucionar solos, sin Dios. Así pues, la niña podría generosamente dejar caer la manzana, porque el guardarla no deja que el mundo despierte—florezca, como el Loto—de un falso Edén. Y a su vez conectar con el político—en este caso, Obama—y hacerlo sudar debido a que no tiene la capacidad ni de guiar ni la visión suficiente para no temer ese “despertar”… En definitiva, una gran escena que dice mucho en pocos movimientos e invita a una reflexión muy seria.

La política, la guerra, la sexualidad y la represión se muestran en varias escenas que conviven en un baile orquestado por la muerte y marcado por un intenso simbolismo. Que se manifiesta, en una escena en particular, de una manera increíble: El encarcelamiento de una mujer vieja y decrépita en el interior de un monte fálico, la cual está, al mismo tiempo, cerca y lejos del toque divino que aparece a través de las nubes concediéndole la capacidad de engendrar vida. En un momento vemos un abanico de mitos y el panorama actual. La idea de la Virgen vista desde un punto de vista oscuro y desesperanzador, con la vieja asustada y dolorida al tener su primer periodo—vejez y juventud en una misma carne—demostrando la falsedad de un hecho imposible y negándola al mismo tiempo—ya que Dios lo ha hecho posible—y a su vez mostrando una liberación deslumbrante en el ámbito espiritual. La mujer como esclava inconsciente se convierte en una iluminada al conocer la experiencia y el poder de ser dadora de vida. Su aspecto físico es sólo parte de su encarcelamiento y ahora que ha sido tocada por la luz, está ciega de—con—verdad.

El sinfín de hechos que están sucediendo en una o varias tierras separada por islotes en medio de un mar negro, allana el camino sigiloso de una figura de salvación que resucita. Viene del infierno sin ser un demonio—no estoy para nada de acuerdo con otras reseñas que aseguran que la figura de Jesucristo es un falso Dios o el anticristo. Hay muchas cosas en contra de esa teoría. Demasiadas—. Subido a la barca solar—símbolo egipcio de la vida y la muerte. Del Ciclo—y con los ojos cerrados—¿puede ser que también haya retazos de Orfeo?—hasta salir de la cueva, del mundo—infierno—, logrando su objetivo—él despierta a los oprimidos y libera sus mentes—y saliendo de su trance de la manera más purificadora. Mirando al sol cara a cara. Al amanecer, a la esperanza. Y derrumbando los cimientos de una fe falsa y corrupta. Dejándola atrás. Encendiendo la llama de una nueva y esperando un porvenir.

Captura de pantalla (37)

P.D.: El mensaje religioso del cortometraje es alentador, sin duda, aunque no estoy para nada de acuerdo en la manera de ofrecer una salida tan feliz tras ver a cantidad de información oculta y negativa que existe. Pero es muy interesante la manera de abarcarla. Sin duda.

El cómo rechazar la Biblia, la Iglesia y demás símbolos religiosos que no son más que fraudes terrenales para aspirar a un nivel superior de fe es algo que mucha gente ha expuesto, pero no de manera tan bella.

P.D. 2: Películas o cortometrajes como este, aunque no sean obras maestras, me gustan particularmente por su hipnotismo y su impresionante factura artística e intelectual. Salvando las distancias de mis convicciones filosóficas con respecto a cualquier religión (sobre todo la cristiana) este trabajo merece mi atención. Y la de cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s