Divagaciones #6

Contemplando el cine de Lav Diaz —al que todavía me cuesta llegar— he decidido percatarme de la frondosidad de sus junglas en blanco y negro. La extrema exposición lumínica hace que la forma y espesura del bosque se asemeje a un mundo fantástico, especialmente en Prologo sa ang dakilang Desaparecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s