Potamkin

Stephen Broomer (2017)

De cara al cine experimental canadiense, son muchos los autores a tener en cuenta. R. Bruce Elder, Jack Chambers, Michael Snow, Barbara Sternberg o Dan Browne se situarían entre los más importantes junto con Stephen Broomer, el cineasta que nos ocupa.

En su film Potamkin —que Broomer define como un biopic siendo más bien una plasmación audiovisual de las ideas del crítico Harry Alan Potamkin—, se redistribuyen fragmentos de películas variadas para concentrarlas en un único y estridente cuerpo. Un sistema de sonidos, secuencias y ritmos que alude a la teoría del “cine de atracciones” de Tom Gunning para dañarla y constreñirla, limitándola a un primer boceto, a una raya en el celuloide.

Broomer se propone un tipo de experimentación nada sencillo ni tampoco agradable. Cada segundo tiene varias capas de contenido y se cuelan en nuestro cerebro de manera violenta tanto auditiva como visualmente. La idea de utilizar material encontrado de tantas y tantas cintas de un modo disfuncional, caótico y aparentemente ininteligible supone un reto para cualquiera, pues, en Potamkin no hay descanso, la película actúa como una máquina que se retroalimenta de la repetición y resquebraja su propia estructura, sin espirar ni un solo segundo, en un continuo acto inhalatorio que resultaría imposible para cualquier ser vivo. Y precisamente lo interesante de la cinta es eso, que propone una reflexión acerca de la incontestable afirmación de que el cine es una máquina, una invención mecánica que no posee ritmo cardiaco —y tras la llegada del digital todavía menos—. Entre lo físico y lo digital se encuentra la obra de Broomer, compuesta por imágenes de archivo tratadas con productos químicos y procedimientos informáticos, un monstruo de Frankenstein compuesto por mil piezas de cadáveres distintos que conforman un único ser.

Respecto al ideario del film, podría decirse que es experimental y político, pues aparte de poner en duda la idea de narratividad e ir más allá del lenguaje costumbrista, llegando a
cierto grado de la experiencia sensorial —arrolladora a la vez que estridente—, su esquema reside, sobre todo, en la esencia de la escena de las escaleras de Odessa en Bronenosets Potyomkin (El acorazado Potemkin) de Eisenstein. Esta viene a convertirse en la escena que da más material al film de Broomer y que lleva las riendas de su transgresor manifiesto visual, dejando al espectador en un segundo plano, mientras observa a otra masa de gente sin rostro observando una masacre. Los gritos desfiguran las caras de los actores, no hay profundidad en el plano y la línea recta acecha en la totalidad del cuadro. De pronto el cine parece una pesadilla donde los muertos danzan de manera grotesca mientras el espacio se reduce a una pantalla plana, un trozo de papel blanco con unas cuantas fisuras negras en continuo cambio.

El cine experimental canadiense siempre ha tenido alma estructuralista y, para bien o para mal, sus autores han sabido captar ese horrendo elemento industrial que poseen las imágenes en movimiento.

vlcsnap-2019-12-14-13h47m26s137-e1576497935313.png

Lista de películas que aparecen en Potamkin:

Les amours de la reine Elisabeth (Louis Mercanton, Henri Desfontaines, 1912)
Cabiria (Giovanni Pastrone, 1914)
The Birth of a Nation (D.W. Griffith, 1915)
The Cheat (Cecil B. DeMille, 1915)
Male and Female (Cecil B. DeMille, 1919)
The Love Flower (D.W. Griffith, 1920)
Orphans of the Storm (D.W. Griffith, 1921)
La souriante Madame Beudet (Germaine Dulac, 1922)
One Exciting Night (D.W. Griffith, 1922)
La Roue (Abel Gance, 1923)
The Ten Commandments (Cecil B. DeMille, 1923)
Coeur fidele (Jean Epstein, 1923)
The Covered Wagon (James Cruze, 1923)
Warning Shadows (Arthur Robison, 1923)
The Crazy Ray (René Clair, 1924)
Strike (Sergei Eisenstein, 1925)
The Battleship Potemkin (Sergei Eisenstein, 1925)
Varieté (Ewald Andre Dupont, 1925)
The Sea Beast (Millard Webb, 1926)
The Scarlet Letter (Victor Sjostrom, 1926)
The Volga Boatman (Cecil B. DeMille, 1926)
Tartuffe (F.W. Murnau, 1926)
Mechanics of the Brain (Vsevolod Pudovkin, 1926)
Beau Geste (Herbert Brenon, 1926)
Poil de Carotte (Julien Duvivier, 1926)
Ménilmontant (Dimitri Kirsanoff, 1926)
Michel Strogoff (Viktor Tourjansky, 1926)
Secrets of a Soul (Georg Wilhelm Pabst, 1926)
Metropolis (Fritz Lang, 1927)
Underworld (Josef von Sternberg, 1927)
Two Arabian Knights (Lewis Milestone, 1927)
The End of St. Petersburg (Vsevolod Pudovkin, 1927)
Sunrise (F.W. Murnau, 1927)
Cat and the Canary (Paul Leni, 1927)
The Love of Jeanne Ney (Georg Wilhelm Pabst, 1927)
Abwege (Georg Wilhelm Pabst, 1928)
The Docks of New York (Josef von Sternberg, 1928)
Italian Straw Hat (René Clair, 1928)
Wedding March (Erich von Stroheim, 1928)
Sadie Thompson (Raoul Walsh, 1928)
White Shadows in the South Seas (Robert Flaherty and W.S. Van Dyke, 1928)
Le Diable au Coeur (Marcel L’Herbier, 1928)
The Trail of ’98 (Clarence Brown, 1928)
Verdun, Visions of History (Léon Poirier, 1928)
The Passion of Joan of Arc (Carl Theodor Dreyer, 1928)
The New Babylon (Grigori Kozintsev and Leonid Trauberg, 1929)
Turksib (Viktor Alexandrovitsch Turin, 1929)
Taming of the Shrew (Sam Taylor, 1929)
Regen (Mannus Franken and Joris Ivens, 1929)
Piccadilly (E.A. Dupont, 1929)
Le Capitaine Fracasse (Alberto Cavalcanti and Henry Wulschleger, 1929)
Hallelujah (King Vidor, 1929)
Applause (Rouben Mamoulian, 1929)
The Big House (George W. Hill, 1930)
The Big Pond (Hobart Henley, 1930)
Billy the Kid (King Vidor, 1930)
Africa Speaks! (Walter Futter, 1930)
Earth (Alexander Dovzhenko, 1930)
Moby Dick (Lloyd Bacon, 1930)
Westfront 1918 (Georg Wilhelm Pabst, 1930)
Salt for Svanetia (Mikhail Kalatozov, 1930)
Transatlantic (William K. Howard, 1931)
Trader Horn (W.S. Van Dyke, 1931)
The Unholy Garden (George Fitzmaurice, 1931)
The Millionaire (John G. Adolfi, 1931)
The Bad Sister (Hobart Henley, 1931)
Tabu (F.W. Murnau, 1931)
Skippy (Norman Taurog, 1931)
Sporting Blood (Charles Brabin, 1931)
Arrowsmith (John Ford, 1931)
Bad Girl (Frank Borzage, 1931)
Dishonored (Josef von Sternberg, 1931)
An American Tragedy (Josef von Sternberg, 1931)
Ten Nights in a Barroom (William A. O’Connor, 1931)
Cimarron (Wesley Ruggles, 1931)
City Streets (Rouben Mamoulian, 1931)
Phantom of Paris (John S. Robertson, 1931)
The Man Who Played God (John G. Adolfi, 1932)
The Match King (William Keighley and Howard Bretherton, 1932)
The Age of Consent (Gregory La Cava, 1932)
Silver Dollar (Alfred E. Green, 1932)
Blonde Venus (Josef von Sternberg, 1932)
American Madness (Frank Capra, 1932)
L’Atlantide (Georg Wilhelm Pabst, 1932)
Three on a Match (Mervyn LeRoy, 1932)
Young America (Frank Borzage, 1932)
Washington Merry-Go-Round (James Cruze, 1932)
White Zombie (Victor Halperin, 1932)
Wild Boys of the Road (William Wellman, 1933)
This Day and Age (Cecil B. DeMille, 1933)
Blood Money (Rowland Brown, 1933)
Don Quichotte (Georg Wilhelm Pabst, 1933)

Fuente: https://www.stephenbroomer.com/blog/2018/10/11/potamkin-and-the-energies-of-modernism

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s